El serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal siguen luchando, sin concesiones, para apropiarse del primer puesto del ranking del tenis varonil. Después de que el primero arrebatara el liderato del circuito ATP a su máximo rival tras la conquista del Australia Open, Rafael Nadal tenía esta semana claras opciones matemáticas de recuperar el cetro mundial.

Rafa hizo su trabajo y ganó en Acapulco. Lo que pasa es que Djokovic hizo lo mismo en Dubái, torneo de la misma categoría con lo que seguir, como mínimo hasta después del Masters 1.000 de Indian Wells, evento que termina el 22 de marzo.

En el Valle de Coachella volverá a estar el primer puesto en juego con la ventaja del tenista de Belgrado porque perdió en la tercera ronda en 2019 mientras que su más inmediato perseguir alcanzó las semifinales. Eso significa que al flamante campeón de Acapulco sólo le vale la corona en el desierto californiano para pasar a Djokovic y que el pupilo de Marian Vajda no esté en penúltima ronda del torneo.

Uno de los récords que persigue el serbio, además de las coronas totales de ‘Grand Slam’, es el de semanas como número uno. El tope histórico lo tiene Roger Federer con 310, pero él iniciará este lunes la semana 281. Si mantiene ese estatus hasta principios de octubre superará a la leyenda suiza.

‘Nole’, que tenía una ventaja de 325 puntos con respecto a Nada a la conclusión del primer ‘grande’, la ha aumentado ligeramente en 45 puntos porque son los que defendía el manacorí de los octavos de la pasada edición de Acapulco.

En la Race del año., que da el billete para la Copa Masters de Londres, Djokovic es también el líder mientras que Nadal ocupa la cuarta posición por detrás de Dominic Thiem, finalista en Australia, y Gael Monfils.

Facebook Comments