• Los SSO exhortan a extremar precauciones para no contagiarse, usar cubrebocas de forma correcta

Oaxaca de Juárez, Oax. 28 de marzo de 2021.-El jefe de ginecología del hospital general “Doctor Aurelio Valdivieso”, Marco Antonio Góngora Carlín, destacó la importancia de extremar los cuidados en las mujeres embarazadas ante la enfermedad por COVID-19, ya que la mayoría de pacientes presenta un padecimiento leve, pero un 20% evoluciona a forma grave.

Al impartir el tema: “COVID-19 y embarazo”, el médico especialista dijo que esta enfermedad es nueva, por lo que está demostrado que la vía de transmisión es por la expectoración de la saliva a través de las gotitas de flügge al toser o estornudar o cantar, de una persona enferma a una sana.

Mencionó que las mujeres embarazadas son población vulnerable como las personas de la tercera edad, por lo que el tratamiento para ellas es diferente, y es que dijo que cuando adquieren el coronavirus y tienen otras enfermedades como diabetes, hipertensión u obesidad, tienen más probabilidades de sufrir complicaciones graves de salud, así como para sus bebés.

Señaló que el riesgo de transmisión vertical de madre a hijo a través del útero es muy bajo, y solamente está documentado en dos casos, uno en Estados Unidos y otro en México pero se resolvió, y no se ha demostrado que a través de la placenta se pase el virus, ni en la leche materna por lo que si se le puede dar, sin embargo, si la mamá se contagia después, debe extremar las medidas sanitarias para seguir amamantando.

Destacó que los síntomas más frecuentes de COVID-19 en embarazadas son fiebre, tos, mialgias, y diarrea, y una de las complicaciones es la insuficiencia respiratoria, ya que el bebé dentro del útero va a tener insuficiencia fetal, que es la dificultad para poder transportar oxígeno.

Góngora Carlín, dijo que ante un caso de una paciente embarazada con la enfermedad, se tiene que sacar al bebé antes, siendo éste prematuro, y dijo que este virus no malforma al producto, tampoco arrojan tasas de aborto, por lo que se debe evitar enfermarse e identificar a las pacientes ante una sospecha de contacto con alguien positivo.

“Hay que enviarla a su casa durante 14 días y debe realizarse la prueba aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA siglas en inglés), de hisopado profundo en nasofaríngeo y garganta2, expuso.

Finalmente, el funcionario recomendó a las mujeres embarazadas, si presentan síntomas de la enfermedad deben consultar a su ginecólogo o médico, quien les dará tratamiento para el control de la fiebre, y continuar extremando las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas de preferencia tricapa y encima el de tela, para no contagiarse.

Facebook Comments