Faltando muy poco para que se cumplan 20 años de la llegada del Florentino Pérez al Real Madrid, el presidente del equipo sigue trabajando en nuevos horizontes para reposicionarse como claro dominador del LaLiga y el mejor club del siglo XX.

Primero fueron los Galácticos con Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham juntos en el mismo equipo, algo que parecía imposible y que volvió a poner al Real Madrid en la primera línea del fútbol mundial, deportiva y económicamente, liderando la lista Forbes año tras año como el club más valioso gracias a la apuesta de tener en sus filas a los mejores jugadores del mundo.

En su segunda etapa, se reinventó con los fichajes de una tacada de Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema y Xabi Alonso, que sentaron las bases de un equipo campeón que tocaría el cielo con cuatro Champions en cinco años gracias a la la incorporación de jugadores como Modric, Bale y Kroos y la aportación de jugadores criados en la casa como Carvajal (canterano desde benjamín), Ramos, Marcelo, Varane o Casemiro, fichados cuando eran unos niños de 18 años.

Ahora, tras un par de temporadas de transición (la primera tras la marcha de Cristiano y esta segunda por culpa del coronavirus), Florentino ya tiene en mente el que será su nuevo súper proyecto y que tiene como fecha clave el año 2022. Posiblemente, la idea más ambiciosa del presidente desde que se hiciera cargo del Real Madrid en el año 2000 y que tiene como pilares fundamentales el nuevo Santiago Bernabéu y la llegada de la nueva estrella del fútbol mundial: Kylian Mbappé. El Madrid quiere que la inauguración del nuevo estadio venga acompañada de la presentación de un crack y ese jugador no es otro que el delantero francés, que acaba contrato el 30 de junio de 2022.

Mbappé, fichaje estratégico

La idea del Madrid con Mbappé es clara. Lo intentarán siempre que se pueda, con el máximo respeto al PSG. Si el jugador sigue sin renovar, sondearán la posibilidad de hacerse con sus servicios en 2021, un año antes de que finalice su contrato. Es entonces cuando en el Madrid piensan que el PSG puede empezar a dar algún síntoma de debilidad con Kylian. “¿De verdad están dispuestos los dueños del PSG a dejar marchar libre a un jugador cuando pueden ingresar por él 250 millones de euros?”, piensan varios actores que podrían formar parte de la operación. Hay dudas. Porque si algo ha demostrado el club francés es firmeza con sus jugadores. La famosa jaula de oro de la que también podría ser víctima Mbappé. Entonces, habría que esperar a 2022, cuando quedara libre. No disgusta esta idea tampoco en el Madrid. Semejante a crack a coste cero. La guinda del nuevo Bernabéu.

Porque en el Madrid tienen claro que en el césped del nuevo estadio tienen que estar los mejores. El nuevo Bernabéu es una de las cosas que más ilusiona a Florentino ahora mismo. Un empeño que tiene desde que llegó a la presidencia y que debido a los tremendos problemas que conllevaba la obra nunca había logrado ejecutar. Porque hacer un nuevo estadio es fácil. Pero hacerlo sobre el que ya existe, en el mismo Paseo de la Castellana, es casi una misión imposible. Finalmente, tras mucho trabajo con las autoridades y tras lograr una financiación espectacular, el nuevo estadio ya es imparable. “Y con él seremos más fuertes”, señalan desde el Madrid, haciendo referencia a los importantes ingresos que les reportará su nueva casa.

Haaland apunta a Galáctico

Deportivamente, el Madrid que tiene en mente el club blanco para 2022 es un equipo con Mbappé y Haaland en el ataque, con Odegaard como líder en el centro del campo y con los brasileños por los que apostaron siendo niños hace unos años ya asentados en el equipo. Para 2022, se espera que Vinícius, Reinier y Rodrygo sean jugadores claves en la selección brasileña y fundamentales en el nuevo Madrid. Especial fe se tiene en dos de estos jugadores: Odegaard y Vini. El noruego aterrizó en el Real Madrid en 2015 y aunque muchos lo daban ya por perdido, en el club blanco nunca le perdieron la fe. Ahora es uno de los jugadores franquicia de cara al futuro.

Fe en Vinícius

Con Vinícius, la ilusión también es máxima y pese a las críticas que ha recibido el brasileño por su falta de gol, en el Madrid están convencidos de que tienen un jugador que es potencial Balón de Oro. Su capacidad para dejar rivales atrás ilusiona mucho más que sus fallos de cara a gol y para 2022 se espera que sea uno de los mejores jugadores del mundo.

En cuanto a fichajes, es díficil prever qué futbolistas estarán en el escaparate entonces. Y más aún con la crisis que se divisa en el horizonte por culpa del coronavirus, pero Haaland es otro de los nombres que ilusiona y que suena con fuerza en el Bernabéu. El noruego es probable que llegue antes que Mbappé, que será la joya de la corona. En el Madrid tienen claro que en 2022 tiene que estar sí o sí… en el nuevo Santiago Bernabéu.

Facebook Comments