El presente de Mbappé en el PSG sigue siendo inestable debido a la mala relación con el técnico Tuchel. A pesar de que el director deportivo del club, Leonardo, busca apaciguar la tensión entre ambos, otros equipos buscan aprovechar el momento para llevarse al atacante francés.

Sin embargo, todo lo sucedido no ha hecho cambiar en nada la idea de los dueños del PSG. Nasser Al Khelaifi, como presidente y voz autorizada de Oryx Qatar Sports Investments, ya ha hecho llegar al entorno del jugador que no están dispuestos a escuchar oferta alguna por el posible traspaso del delantero durante el próximo verano, movimiento al que no pierden detalle desde el Santiago Bernabéu y otros grandes clubes.

La idea que mantienen es clara. Van a seguir insistiendo a Mbappé para que renueve contrato, pero en caso de recibir más negativas del  campeón del mundo, no piensa mover un dedo, ya que tienen decidido esperar a que termine contrato el 30 de junio de 2022.

No es un cuestión de dinero, tal y como se ha demostrado en casos anteriores. Eso sí, Mbappé confía en un cambio y que acepten negociar en caso de que las diferencias con su entrenador continúen.

Si el conflicto continúa, el PSG deberá decidir, pero todo apunta a que el futuro del entrenador estará íntimamente ligado a lo que sea capaz de hacer su equipo en la Champions. De repetir lo hecho en la pasada edición sus días pueden estar contados porque en esta ocasión no valdrá repetir los éxitos locales del pasado. Y más cuando la relación con una de las estrellas dista mucho de ser la mejor.

Facebook Comments