Cada equipo tendrá asignado un oficial médico que será el responsable de todos los test que se lleven a cabo del Covid-19, bajo el protocolo que se marcará en los próximos días de acuerdo con los gobiernos de cada país, pero que parten de controles PCR constantes, 48 horas antes del viaje. Además, habrá un oficial médico encargado de la higiene en el estadio.

La UEFA sigue recopilando información, caminando de la mano de los gobiernos de todos y cada uno de los países que están implicados en las respectivas fases finales tanto de Champions League como de Europa League. En su momento retrasó sus competiciones para que el resto del fútbol pudieran tener su sitio y su programación no ha variado lo más mínimo.

Desde Nyon siguen dando forma al protocolo médico, ya que el de actuación ya está en poder de los equipos cara a las dos finales a ocho a disputar. Cada equipo, eso sí, tendrá asignado un responsable médico que deberá trabajar de la mano de los médicos de los clubes.

Lo que tiene claro la UEFA es que va a trabajar sobre realidades y no sobre lo que puede llegar a pasar. Todo pasa por realizar test antes de desplazarse a las ciudades elegidas para las disputa de las fases finales de ambas competiciones y la repetición de los mismos antes de los partidos.

Los equipos no podrán regresar a su ciudad de origen una vez que ya hayan pisado bien Portugal o bien Alemania. Como es lógico los test determinarán si pueden o no desplazarse hasta la ciudad en cuestión. Además de repetirse en cada previa de partido, en cada movimiento de los jugadores se les medirá la temperatura.

Los equipos no podrán coincidir en la llegada a los estadios y tendrán que aparecer con un intervalo de diez minutos, tal y como señala el protocolo al que tuvo acceso el Diario MARCA.

La UEFA ha dividido los estadios en cuatro zonas. En la zona 1, vestuarios, bancas, césped y otras zonas técnicas, sólo podrán estar 120 personas, 45 de ellas de cada equipo. En la zona 2 sólo podrán estar los técnicos de televisión y no más de 100 personas. En la zona 3 podrán estar fotógrafos y periodistas, mientras que la zona 4 es la que rodea el estadio. La movilidad es reducida en cualquier caso.

Los 45 de cada equipo, serán 23 jugadores (los 12 suplentes estarán en la grada), 7 oficiales de equipo, 8 del cuerpo técnico y 7 más pertenecientes al staff. En la zona 3 podrán estar otros diez oficiales de cada equipo.

Los equipos podrán incluir antes del 3 de agosto en la lista a tres jugadores que no estaban incluidos en la lista A. También se podrán realizar hasta cinco cambios.

La UEFA insiste en que mantener la distancia social y el uso de las mascarillas es obligatorio, además de recordar que el fútbol debe ser un ejemplo en todo momento. Los controles antidoping se seguirán haciendo.

Las ruedas de prensa serán virtuales y la zona de flash interview queda reducida al máximo. No habrá zona mixta, ni estudios a pie de campo. Tampoco habrá cámara en los vestuarios en la previa.

Facebook Comments