La audiencia en la Corte de Nueva York de Genaro García se programó a las 9:45 de la mañana del día de hoy.

Los primeros en llegar fueron los integrantes de la Fiscalía, cerca de las 9:00 horas con 15 minutos se sentaron de lado izquierdo de la tribuna del juez, minutos más tarde llego la defensa que se sentó frente a la Fiscalía, en la parte posterior una mujer empezó a trazar con gis los bocetos que retomará la prensa para ilustrar el caso debido a que no se permite el acceso de grabadoras, cámaras, computadoras y celulares.

A las 10:03 entró el juez Brian Cogan, el mismo que sentenció a cadena perpetua y 30 años de prisión a Joaquín el “Chapo” Guzmán, entonces toda la sala, incluidos los representantes de los medios de comunicación nos pusimos de pie. 

Un minuto después un elemento de seguridad de los conocidos como “marshalls” abrió la puerta lateral de la sala por la que apareció Genaro García Luna, sin esposas, vestido de beige y mucho más delgado que en sus tiempos de Secretario de Seguridad Pública.

El juez tomó la palabra y entre sus derechos, el juez le concedió tener en todo momento una interprete quien le tradujo en voz baja todo lo ocurrido mientras, dos elementos de seguridad lo custodiaban, uno siempre atrás de él. Está vez sus familiares no estuvieron presentes.

César de Castro, el abogado que la corte de Brooklyn le proporciona a García Luna quien expuso que su defendido ha sido retenido con medidas de inusuales de seguridad ya que pasa hasta 23 horas al día en aislamiento total y argumentó que no ha habido tiempo suficiente para reunirse con García Luna y que en ocasiones le toma hasta dos horas poder llegar a él, además señaló que el bloqueo de sus finanzas personales en México no le han permitido lograr una defensa legal adecuada.

Durante la audiencia García Luna permaneció callado, solo atento a lo que le decía su interprete, no hubo ningún anuncio en el que se señalara culpable de ninguno de los cargos que se le imputan.

Por su parte el juez Brian Cogan, dio a la Fiscalía 30 días para informar sobre las “toneladas” de evidencia que aseguran tener contra el exsecretario de Seguridad Pública mexicano.

  • La audiencia finalizó solo 11 minutos después de haber iniciado.

Al salir, el abogado César de Castro habló con la prensa, dijo que la salud de García Luna es buena y que apenas está empezando a tener contacto con su familia debido a las condiciones de seguridad del centro de reclusión Metropolitana donde se encuentra, situación que hace apenas hace 9 días ha mejorado y dijo estar optimista de poder librar las acusaciones en su contra.

Finalizó diciendo que su cliente ira a juicio y negó que haya pláticas con el gobierno de Estados Unidos para ser un testigo cooperante por considerarse inocente.

Será el próximo 2 de abril que se celebre la siguiente audiencia de acuerdo al plazo solicitado al juez por la fiscalía y la defensa con el fin de armar el caso.

Facebook Comments